La mejor alimentación para el embarazo.

La espera de un hijo puede tener antojos que te llevan a consumir demasiadas calorías, por eso te recomendamos bajar el consumo de estas con Iansa Cero K Stevia + Sucralosa, para que disfrutes de tus antojos sin preocuparte de las calorías.

La mayoría de las mujeres embarazadas necesitan incrementar las proteínas, vitaminas y minerales para tener energía extra durante esta bella etapa. A continuación te dejamos algunos consejos para que tu alimentación sea más nutritiva y equilibrada.

  1. Tomar vitaminas y consumir ácido fólico. Es probable que el médico te recete hierro o calcio, e incluso vitamina D dependiendo de tu metabolismo y de la progresión de tu embarazo. Recuerda que estas vitaminas las puedes encontrar en la leche, la palta y los huevos, entre otros alimentos.
  2. Evita los pescados que sean ricos en mercurio como el blanquillo y el atún. Siempre ten cuidado con los excesos de cafeína, que no sólo se encuentra en el café, sino también en el chocolate y las bebidas energéticas.
  3. No es recomendable hacer dieta para bajar de peso durante el embarazo. Siempre ese tipo de dietas lleva a consumir menos hierro y ácido fólico, vitales para que todo sea normal. Si te alimentas de frutas, vegetales frescos, carnes magras y granos integrales, unos gramos de más serán sólo normales.
  4. Comer de manera frecuente y ligera es mejor. En vez de tres comidas contundentes, cinco o seis más ligeras ayudarán a que tu hijo reciba alimento de forma regular.
  5. Tomar agua durante el embarazo es muy beneficioso porque purifica el organismo al deshacerse de los excesos de sodio, evita la retención de líquidos, limpia la sangre que alimenta al bebé y renueva el líquido del saco amniótico.